Hoy volamos hacia el norte de Europa para descubrir una pequeña región fascinante, llena de arte, cultura y actividades: Flandes. Su idioma oficial es, junto al Francés, el Neerlandés (muchas veces llamado flamenco en esta región), aunque gran cantidad de la población habla inglés e, incluso, si tienes suerte puedes encontrar a alguien que hable español.

De hecho, su historia siempre ha estado muy ligada a la de España gracias a la casa de los Habsburgo, una de las casas reales más influyentes de toda Europa. Pero vamos a empezar por el principio resolviendo las preguntas más habituales sobre Flandes…

foto-flandes

¿Dónde está Flandes? 

Flandes es una de las tres regiones que, junto a Bruselas y Valonia, componen Bélgica. Se sitúa al norte del país, compartiendo frontera con los Países Bajos al norte y con Francia al oeste. Gracias a su ubicación, es un destino muy cómodo de visitar si estamos recorriendo Europa en tren o en coche. Además, al ser una región tan pequeña las distancias son muy cortas, por lo que es perfecto para recorrerlo en una semana, ya sea en tren o en coche.

¿Cómo llegar a Flandes desde España?

Como hemos dicho, Flandes es una región muy bien comunicada, por lo que no te va a resultar nada complicado llegar hasta allí. Aunque puedes llegar en coche, seguramente el medio más utilizado hoy en día desde España por su rapidez es el avión.

Lo habitual es volar hasta Bruselas, donde desde el propio aeropuerto podrás coger un tren directo que te llevará a cualquiera de las ciudades de la región en muy poco tiempo. Por ejemplo, el destino más cercano es Malinas (a apenas 10 minutos de trayecto), mientras que el más alejado es Brujas (a hora y media de tren). 

Otra alternativa si no quieres coger el avión ni el coche es recurrir al tren. Gracias a la buena infraestructura ferroviaria de Bélgica podrás llegar a Bruselas desde París en menos de hora y media y desde Colonia o Ámsterdam en menos de dos horas. ¡Perfecto si quieres organizar un viaje en Interrail! 

¿Es recomendable visitar Flandes con niños? 

En mi opinión, Flandes es un destino ideal para viajar con niños. Por un lado, su accesibilidad y cercanía hacen que a los niños no se les haga pesado el viaje hasta allí. ¡Antes de que se aburran ya habréis llegado! Por otro, al ser ciudades pequeñas no se cansarán tanto visitándolas como otras grandes urbes. 

Además, Flandes ofrece muchísimas actividades y visitas perfectas para hacer con los más pequeños de la casa. ¿Quieres algún ejemplo? El Museo del Juguete de Malinas les cautivará con una de las colecciones más completas de toda Europa en la materia. También cuenta con una zona de juegos donde podrán tomar prestados algunos juguetes, pintar y jugar con otros niños. La región también cuenta con diversos zoológicos y parques de atracciones donde podrán correr y jugar mientras descubren cosas nuevas. 

¿Necesitas algún motivo más para visitar Flandes con niños? Como ya sabrás, Bélgica es un paraíso para los amantes del dulce. ¿Quién no ha oído hablar de los gofres o el chocolate belga? ¡Adéntrate en el Museo del Chocolate de Brujas y descubre todo acerca de esta delicia!

¿Qué otras cosas se pueden comer en Flandes? 

Además del chocolate y los gofres, Flandes (y en general Bélgica) ofrece una gastronomía muy cuidada y variada. Uno de los platos más conocidos son los mejillones con patatas fritas, pero no son los únicos. En la gastronomía flamenca es fácil encontrar diversos guisos de carne a base de cerveza, como el Stoofvlees, así como una gran variedad de quesos y platos preparados con endivias y espárragos como base. 

Todo ello siempre regado con una buena cerveza, la bebida belga por excelencia. ¡Hay más de 450 variedades! Cada ciudad tiene una cerveza típica, por lo que te recomendamos asegurarte de probar al menos las más destacadas. 

¿Qué visitar en Flandes? 

Dejamos para el final la pregunta que más nos hacéis y la más larga de contestar. Como ya hemos dicho, Flandes es una región completa, por lo que hay muchísimas cosas que ver. Todo dependerá del tiempo que tengáis disponible y las ciudades que visitéis. 

Sin duda alguna, uno de los grandes atractivos de la región es el arte flamenco. ¿Quién no conoce la Adoración del Cordero Místico de Van Eyck o el Descendimiento de la Cruz de Rubens? Estos son solo algunos de los grandes Maestros Flamencos que llenaron de arte la región en los siglos XV y XVI y cuya obra todavía hoy podemos disfrutar en muchos rincones de Flandes.

¿Quieres descubrir qué puedes ver en cada ciudad? ¡Haz click en el mapa!