Alarcón es un pequeño pueblo medieval amurallado situado a unos 85 km de Cuenca, en lo alto de una colina y rodeado de las hoces del Júcar, en la comarca de la Manchuela. El mejor lugar para observar una panorámica de la ciudad es desde el pie de la Torre de los Alarconcillos, situada al lado de la carretera (visible desde todo el pueblo).

Sin duda alguna, lo que más destaca de Alarcón viendo esta panorámica es su castillo, construido a finales del siglo XII. El castillo es hoy en día Parador de Alarcón, por lo que las visitas están muy restringidas (únicamente se puede visitar si estás alojado en él o si vas con una visita guiada).

Castillo de Alarcón (Alarcón, España)
Quizás lo que más sorprendente, debido al contraste que generan estas pinturas con el ambiente eclesiástico en el que se encuentra es la Pintura Mural de Jesús Mateo. Localizado en el interior de la antigua iglesia de San Juan Bautista, el mural recubre todas las paredes y techos de este edificio, creando una atmósfera única que aúna lo contemporáneo y lo clásico, sorprendiendo al viajero que entra en un edificio religioso y se encuentra con un ambiente que muchos definen como sobrecogedor. En esta misma plaza, también podemos observar el Ayuntamiento, del que destaca la fachada con arcos.
Plaza del Infante D. Juan Manuel e Iglesia de San Juan Bautista (Alarcón, España)
Plaza del Infante D. Juan Manuel e Iglesia de San Juan Bautista (Alarcón, España)

Alarcón también cuenta con diversas iglesias, como la Parroquia de Santa María, la más cercana al castillo. Construida en el siglo XVI sobre el anterior templo románico, la iglesia destaca por su fachada, que recuerda a un arco del triunfo que recoge un retablo de piedra en su interior. Dentro de la iglesia, vuelve a destacar el otro retablo, el del altar, que mezcla el Plateresco y el Renacimiento, lo que lo convierte en uno de los más importantes de la región y en Monumento Nacional.

Parroquia de Santa María (Alarcón, España)
Parroquia de Santa María (Alarcón, España)

Muy cerca de aquí se encuentra la Iglesia de Santo Domingo de Silos, hoy auditorio y sala de exposiciones. Esta iglesia fue desde el inicio la más austera de Alarcón, pero todavía hoy en día conserva varios detalles que la hacen especial. Quizás la más sorprendente es su bóveda triangular, que todavía mantiene restos de policromía o la antigua sacristía.

Iglesia de Santo Domingo de Silos (Alarcón, España)
Iglesia de Santo Domingo de Silos (Alarcón, España)
También se puede visitar la Iglesia de la Santa Trinidad, una de las más antiguas, que data del siglo XIII. En esta iglesia se puede apreciar un gran número de estilos artísticos: románico en su nave central, gótico en las columnas y bóvedas y plateresco en su portada.Si os gusta la naturaleza no os podéis perder las diferentes rutas diseñadas para recorrer las hoces del Júcar, adentrándoos en el paisaje característico de la zona y pudiendo admirar las murallas y el castillo de Alarcón desde otra perspectiva diferente a la habitual.

Hoces del Júcar (Alarcón, España)
Hoces del Júcar (Alarcón, España)

Alarcón se puede visitar fácilmente en una sola mañana, por lo que se puede hacer una excursión de un día si no lo tenéis lejos de casa o aprovechar para visitar otros pueblecitos rurales de la zona. Por otro lado, recomiendo informarse de los horarios y días de apertura de los monumentos, ya que en días laborables sólo es posible visitarlos con una visita guiada que recorre toda la localidad.

Deja un comentario