Berlín es, sin duda alguna, una de las capitales europeas que más ha cambiado en las últimas décadas debido a su fascinante historia. Hablamos de una ciudad reducida a cenizas durante la Segunda Guerra Mundial y con un muro que la dividía, separando familias y amigos durante décadas. 

Pero Berlín ha sabido renacer de sus cenizas como el Ave Fénix y se ha convertido en todo un emblema de arte, libertad y vida nocturna. Una ciudad con infinidad de museos, bares y rincones que sorprenden a cualquiera que la visite. Un paraíso para todo aquel que no quiere sentirse observado ni juzgado. ¿Quieres conocer Berlín? ¡Sigue leyendo!

berlin-catedral

¿Dónde está Berlín?

La capital de Alemania está situada al noreste del país, a unos 70 km de la frontera con Polonia. Berlín es una ciudad muy accesible, gracias a sus conexiones con otras ciudades alemanas y europeas, tanto por avión como por tren. De hecho, cuenta (ahora mismo) con dos aeropuertos: Tegel y Schönefeld, y se prevé que inauguren el aeropuerto de Brandenburg en octubre de 2020 (aunque llevan ya varios años retrasando la fecha de apertura, por lo que tampoco se puede confirmar que así sea). 

¿Cuándo viajar a Berlín?

En mi opinión, el momento ideal para visitar Berlín depende del tipo de viaje que queramos hacer y lo bien (o mal) que llevemos el frío y la lluvia. En general cualquier momento es bueno para visitar esta ciudad, pero te dejamos algunas cosas a tener en cuenta: 

Si buscas patear la ciudad para visitar lo máximo posible, seguramente lo ideal es entre los meses de mayo y septiembre. No podemos asegurarte que no lloverá, pero sí que es menos frecuente que lo haga. Además, las temperaturas son muy agradables para disfrutar de un paseo por el Tiergarten o para tomar algo en un Biergarten, y las horas extra de luz te ayudarán a aprovechar los días al máximo. ¡Pero ojo! Si llevas mal el calor debes tener en cuenta que Berlín no está adaptado a las altas temperaturas. El transporte público no suele tener aire acondicionado, por lo que si cogéis días de calor podéis llegar a pasarlo mal. 

Por el contrario, la ciudad está muy bien preparada para los días de lluvia y frío. Si viajas a Berlín en invierno solo tendrás que abrigarte bien y podrás disfrutar de la ciudad y sus museos sin tanta masificación. Además, durante el adviento Berlín se llena de mercadillos de navidad que llenan la ciudad de un ambiente muy especial. Uno de mis favoritos es el de Gendarmenmarktplatz, por el entorno tan monumental en el que está, pero existen muchísimos más. 

¿Cuál es el mejor aeropuerto de Berlín? ¿Cómo llegar desde el aeropuerto? ACTUALIZADO 2020

Desde Noviembre 2020 no tienes que preocuparte acerca de qué aeropuerto de Berlín elegir, ya que el nuevo aeropuerto Berlin Brandenburg (BER) por fin ha abierto. Después de varios años de retraso, el aeropuerto se inaugura concentrando todo el tráfico aéreo de la ciudad.

Berlin Brandenburg se encuentra muy bien comunicado con el centro de la ciudadpor transporte público. Cuenta con su propia estación de trenes, situada justo debajo de la Terminal 1. Aquí podrás coger tanto el Airport Express (que te llevará al centro en solo media hora) como alguno de los trenes regionales o los famosos S-Bahn de las líneas S9 y S45. En caso de que llegues a la Terminal 5 también podrás tomar allí mismo el S-Bahn sin necesidad de llegar hasta la T1.

Si quieres información más detallada, te recomendamos visitar la página web del aeropuerto Berlin Brandenburg (en inglés).

¿Dónde alojarse en Berlín? (zonas favoritas)

Como siempre, la elección del lugar del alojamiento depende de cómo queramos que sea el viaje. Berlín es una ciudad inmensa, y debido a su historia podemos decir que no tiene un único centro histórico donde se concentren todos los monumentos. 

En mi opinión, si queremos descubrir la ciudad de forma cómoda, teniendo el transporte público a un paso y sin tener que recorrer grandes distancias una de las mejores opciones es Alexanderplatz. Prácticamente todos los medios de transporte de Berlín pasan por la plaza, por lo que no tendrás que andar demasiado para coger el que necesites. Además, si te gusta andar podrás llegar a la Catedral y a la Isla de los museos con tan solo un pequeño paseo. Además, en esta zona los hoteles suelen tener muy buena relación calidad – precio, por lo que no tendrás que pagar más de la cuenta. 

Otra zona que me gusta mucho para el alojamiento es la zona entre Potsdamer Platz y la Puerta de Brandeburgo, aunque aquí los hoteles suelen ser más caros que en Alexanderplatz. Desde aquí tendrás gran parte de los monumentos y museos a poca distancia, por lo que es perfecto si quieres patear y el dinero no es un problema. 

¿Cómo desplazarse en Berlín?

Aquí seré breve porque ya lo hemos ido comentando. Berlín es una ciudad grande, por lo que es prácticamente imposible descubrirla sin hacer uso de sus medios de transporte. Si te gusta ir en bicicleta, encontrarás muchísimos lugares donde puedes alquilar una y recorrer la ciudad con ella. Es un medio de transporte muy bien considerado, por lo que no deberías tener grandes problemas con el tráfico si te mueves en bici. 

Si la bici no es lo tuyo, te recomiendo que compres un Tagesticket (billete diario, con viajes ilimitados durante el día de validez y hasta las 03:00 del día siguiente). En caso de que te quedes en Berlín 5 días o más, compra un 7-Tage-Karte, la tarjeta semanal.  ¡Te saldrá más barata aunque algunos días no lo puedas aprovechar!

También puedes valorar comprar la Berlín WelcomeCard si tienes pensado visitar muchos museos, ya que además de transporte público ilimitado tendrás descuentos para visitar numerosas atracciones. Nuestra recomendación es que, si te decantas por la WelcomeCard compres la opción con las entradas a la Isla de los Museos. ¡No te arrepentirás de visitarlos todos!

¿Dónde ver el muro de Berlín? 

Sin duda, el lugar más conocido de toda la ciudad donde disfrutar del Muro de Berlín es la East Side Gallery, donde se encontramos el fragmento más grande que se conserva (más de 1km). Además, numerosos artistas internacionales han dejado aquí su huella, convirtiendo este signo de represión y separación en un gran lienzo que pregona la libertad y la unión. 

Pero este no es el único lugar donde se pueden ver los restos de este elemento que marcó la historia de la ciudad. Si paseas por la mítica Potsdamer Platz seguro que te cruzas con algunos fragmentos que, acompañados de algunos paneles explicativos, cuentan al mundo su historia. De todos modos, en mi opinión estos fragmentos parecen fuera de lugar y no dan la sensación de autenticidad que me transmitió el que hay situado junto al museo Topographie des Terrors, lugar donde se situaban las centrales de la Gestapo y la dirección de las SS. 

Si te interesa saber exactamente por dónde pasaba el muro sólo tienes que mirar al suelo y buscar la línea de adoquines que marca el antiguo trazado. ¡Te sorprenderá ver cómo dividía la ciudad! 

¿Qué ver cerca de Berlín?

Seguramente una de las excursiones más habituales para todos aquellos que quieren visitar algo cerca de Berlín es Potsdam. Esta ciudad, capital del estado federado de Brandeburgo, es fácilmente accesible con el tren: tan solo 25 minutos desde la Hauptbahnhof de Berlín. (Consejo: si puedes, siéntate en el lado derecho del tren en el sentido de la marcha, ya que podrás disfrutar de las vistas del Wannsee). No te pierdas el barrio holandés, lleno de casas de ladrillo rojizo y suelo empedrado. ¿Buscas algo más único? Dirígete al barrio ruso y verás casas de madera poco habituales en la zona, así como una iglesia ortodoxa. 

Pero si por algo es conocido Potsdam es por sus palacios. Más allá del famoso Sanssouci, en el complejo encontramos numerosos edificios palaciegos que seguro que te encantarán. Además, en días soleados es un placer pasear por los jardines que discurren entre unos palacios y otros. 

Si eres una persona que disfruta de la naturaleza, te aconsejamos visitar la Spreewald (el bosque del Spree), una reserva de la biosfera con multitud de canales que la recorren y que podrás atravesar en barco. También hay numerosos senderos por los que pasear, tanto a pie como en bicicleta. Si quieres visitarlo sin necesidad de coche, lo mejor es coger un tren hasta Lübben, situado a una hora aproximadamente desde Berlín y en pleno centro de la Spreewald. 

Nuestra última recomendación no es tan bonita como las anteriores, pero sin duda está llena de historia: Sachsenhausen. Este campo de concentración, situado al norte de Berlín, muestra todo el horror que se vivió en una las épocas más escalofriantes de la historia moderna. Se trata de uno de esos lugares que debemos visitar con respeto y silencio, pensando en todo lo que sucedió para evitar que se repita. Para llegar allí, deberás tomar el tren hasta Oranienburg y un autobús hasta el campo. Nosotros no lo visitamos, ya que algunos museos que trataban este tema nos impactaron tanto que no nos vimos preparados para afrontarlo. 

Guía gratuita Berlín en 3 días
Mapa de Berlín

¿Qué ver en Berlín en 3 días?

¡Qué difícil es visitar Berlín en solo 3 días!

Berlín es una ciudad con una apasionante historia que se respira en cada rincón. Esta maravillosa ciudad está llena de rincones que explorar y recorrer, por lo que es muy complicado recorrer todos en tan solo tres días.

Para ayudarte en esta tarea hemos creado una completa Guía para visitar Berlín en 3 días, ¡y es totalmente gratuita! Únicamente tendrás que hacer click en el banner que encontrarás justo encima de este texto, rellenar el formulario y la recibirás gratis en tu email. En ella hemos querido resumir los principales rincones de la ciudad en un documento de fácil consulta, con una ruta optimizada ya creada para que podáis exprimir al máximo vuestro tiempo en Berlín.